Hola!!!

Sí, lo sabemos, estamos muy desaparecidos pero… seguimos aquí!!!!

Queremos agradeceros todas las visitas que seguimos teniendo a pesar de estar más ausentes que presentes.. casi 1400 visitas en lo que va de vida del blog!!! MUCHAS MUCHAS GRACIAS!!! Lo siguiente es pasar a que comentéis que hay muchos curiosos pero muy poquitos con voz! Nos gustaría saber si habéis hecho alguno de nuestros tutoriales, si os hemos servido de inspiración o si hay algo que os parece que ni siquiera debería existir de tan horroroso que es 😀 Estamos esperando vuestros comentarios y tenemos que aceptar todo lo que viene!

Aparte de saludaros y agradeceros vuestro apoyo, hoy vengo a contaros y mostraros el último pasatiempo que nos tuvo entretenidos el domingo pasado.

La verdad que este verano está siendo fantástico, lleno de visitas muy deseadas de familiares y amigos sacamos el máximo partido a cada momento que compartimos con nuestros seres queridos y nos da mucha pena que se vayan. Pues bien, el pasado finde tuvimos visita de mami y papi (suegris del Sr. Cheito) y además de la obligada visita a la playa de la ciudad donde vivimos, aprovechamos para ir a la feria y pasamos un día genial en familia en Nerja.

Pero aquí no acaba todo, porque el sr. Cheito se había encaprichado hace tiempo en cenar “bollos preñaos” caseros y aunque servidora es atrevida para el tema de la cocina (aparte de que tenga mejores o peores resultados, pero lo que es intención y predisposición tengo y no me da miedo ni pereza) pues ¿qué mejor oportunidad que aprovechar la visita de papi que ha sido panadero de profesión toda su vida? Panadero de los que mientras tú duermes ellos están amasando, metiendo y sacando piezas del horno y que tienen el pan listo para distribuir cuando tú estás aún mirando que te queda una horita de sueño… de los de verdad!

Pues después de un fantástico día de playa, volvimos a casa y nos pusimos con las manos en la masa para la cena… bueno más bien yo me dediqué a hacer fotos y vídeos y a cortar el chorizo y darle forma a las piezas cuando la masa estuvo lista, el sr. Cheito nos entretuvo con sus gracias y puso la mesa, mi madre organizaba y era pinche y mi señor padre se encargó de la masa y del horno (le tocó el trabajo duro pero… ¡¡es tan genial verlo en su salsa y no se le ha olvidado nada después de tanto tiempo sin estar entre fogones!!

¿De dónde saqué la receta? Pues de San Google que me dio varias, pero la que más me gustó es esta de La Cucharina Mágica.

Tenéis todo el paso a paso y los ingredientes en el link que os he dejado antes, así que os voy a enseñar las fotos que, dentro de las risas que pasé, han salido medio decentes.

20150628_104156-1Antes permitidme alabar de nuevo a mi padre porque acostumbrado a trabajar con masas de 50kg de harina y demás y hornos industriales consiguió sacar unos bollos preñaos que nos supieron a gloria del horno de sobremesa con el que sobrevivimos en nuestro piso de alquiler (qué pena que no nos podamos traer el nuestro, otro gallo cantaría jejeje)

Así se demuestra que #quererespoder, y son épocas muy malas para andar a todo lujo comprando cada vez que nos hace falta algo… tenemos que aprender más a aprovechar al máximo los recursos con los que contamos, así viviríamos mejor 🙂

Y ahora os dejo con lo bueno…

20150816_211138-1-2 20150816_211146-1-2

Aquí disolviendo la levadura de panadero en la leche tibia y después mezclando con el huevo.

20150816_211155-1-2

20150816_211537-1-2

El volcán de harina y empezando a amasar la mezcla de la harina con la levadura, huevo y leche.

Una vez que la masa está lista, hay que dejarla reposar para que doble su tamaño y volver a amasar para hacer las piezas. La Cucharina Mágica nos da un truco para que amase más rápido y os digo que funciona: precalentar el horno 5 minutos a 180º y meter la masa a reposar y que aumente con ese calorcito que guarda el horno apagado. Es más, os añado el truco de mi padre… que mientras el horno está precalentando vacío se le ponga agua en un recipiente para que cree vapor y se saque el recipiente de agua al meter la masa a fermentar. El vapor ayudará a que la masa no se reseque  por el calor.

20150816_214013-1 20150816_214342Aquí tenéis la masa (no recuerdo si es de antes o después de doblar el tamaño) y el choricito que usamos.

Se le puede poner cualquier chorizo, y aunque lo recomendable es el fresco o una variedad asturiana, pero lo hicimos con el que teníamos en casa… ya sabeis #maximizatusrecursos #aprovechaloquetienes, que no anda la cosa para estar gastando dinero a cada capricho que uno tiene… #reciclar #reutilizar

Una vez que la masa ha doblado su tamaño la primera vez, hay que amasarla de nuevo y hacer las piezas, lo que viene siendo cortar la masa en porciones, y hacer los bollitos metiendo el chorizo en la masa y cerrándola.

El blog nos propone hacerlos redonditos y pequeños de manera que con la cantidad de ingredientes que nos da, deberían salir unos 12 bollos, como nosotros éramos 4 y el horno no era demasiado grande, mi padre propuso hacerlos en otra forma para que pudiésemos hacerlos todos en 1 hornada.

20150816_21462020150816_215951

Os preguntaréis qué forma es la alargada… no lo hagáis! Mi padre se empeñó en que los suyos los quería alargados y creía que tenía una hija escultora… son obvias mis limitaciones artísticas ¿no? 😀 😀

20150816_221915

Una vez hechas las piezas, se deben volver a fermentar y subir de tamaño (de nuevo usamos el truco del horno y el vapor) y aquí está el resultado

Ahora se pintan de leche y se hornean siguiendo temperatura y tiempo que nos indica la receta, o controlando para que no se nos quemen.

20150816_230135-120150816_230210-1  20150816_230143-1

Y aquí tenéis el resultado de un rato estupendo pasado en familia… unos ricos #bollospreñaos para la cena y el Sr. Cheito encantado con su capricho cumplido!

La receta no es nada complicada, animaos y nos lo contáis!!

¿Qué tal vuestro verano? Contádnoslo todo!

Saludos y gracias por las visitas!!!!

Anuncios