Hola!

Hoy vengo con un post que llevo varias semanas retrasando y nunca encuentro el tiempo para publicarlo… hasta hoy.

Os cuento sobre lo último que nos mandó Nestlé y que no tenía los deberes hechos por la combinación de los millones de cosas que se me acumulan y que nunca consigo abarcar por completo.

En esta ocasión no pongo fotos, pero os dejo aquí el unboxing que he subido al canal de YouTube para que veáis los productos.

Os hablo de Iogolino, los yogures adaptados que suponen otro pasito más en la alimentación complementaria de nuestros peques.

Nos han mandado un pedazo de pack que Cheibaby va a aprovechar por completo porque ya está empezando a tomar yogures y uno de los sabores creo que le va a encantar. En el vídeo os muestro los 3 formatos que nos mandan:

  • Iogolino mini: pack de 6 unidades de 60 g para una merienda ligera, como postre en una comida,  para ir empezando con la introducción (nuestro caso) o para los que son mal poco comedores.
  • Iogolino normal: pack de 4 unidades de 100g para niños más comilones o para quienes hacen la merienda con el yogur.
  • Iogolino en bolsa para llevar a cualquier lado cómodamente sin tener que llevar la cucharita.

Cuando recibimos el pack de bienvenida en Noviembre venían de sabores Fresa-Frambuesa (a partir de 8 meses, que nos los comimos papi y yo) y naturales que los repartimos a los primos. Ahora nos mandan estos sabores e incluyen los 2 nuevos sabores Suaves y cremosos de Pera y Manzana (que es el que creo que le gustará a Cheibaby).

¿Qué les aporta Iogolino a nuestros peques?

  • Son ricos en calcio y magnesio que ayudarán al desarrollo de los huesitos de nuestros peques y también contienen zinc que ayuda al normal funcionamiento de su sistema inmunitario.
  • De acuerdo con la legislación vigente no llevan conservantes ni colorantes.
  • Tienen una gran variedad de sabores: pera, manzana, fresa, frambuesa, natural, natillas de galleta, natillas, plátano y la variedad petit frutas con todo el sabor a queso.
  • Y lo más importante: no necesita conservarse en frío con lo que no tendremos que atestar la nevera de yogures cuando volvamos del súper, que esto me parece muy interesante para los que andamos justos de espacio.

Podéis encontrar toda la información aquí

Como os comento en el vídeo, nosotros hemos probado los naturales y Cheibaby va despacito pero con buena letra así que estamos deseando encontrar el momento para probar los nuevos.

¿Vuestros peques los toman? ¿Echáis en falta algún sabor?

Recordad que estamos de sorteo hasta fin de mes.

Os esperamos!

Anuncios