Agosto 2017. Nuestras primeras vacaciones como familia.

Este año hemos tenido la suerte de poder irnos de vacaciones como familia.

Bueno técnicamente fue una escapada porque nos fuimos un fin de semana (yo le llamo vacaciones a algo que dure 1 semana o más) y bueno, nos fuimos con 2 de los abuelos… Pero lo que cuenta es que fuimos valientes y nos fuimos a Granada en Agosto con una bebé a la que le faltaban días para hacer 10 meses y una pareja de jubilados.

¿Y qué tal? Pues maravilloso. Os confieso que habiendo trabajado en hoteles, donde ves tratas con muchas de familias en vacaciones, y teniendo tantos sobrinos como tenemos hemos visto y vivido de toda clase de situaciones y anécdotas. Así que aquí estábamos, el Sr. Cheito, todo espectante y positivo y yo, más cauta y pensando en toda clase de posibilidades…

  • Que la niña se nos enfermara justo antes del viaje y tuviésemos que anularlo.
  • Que a mitad del viaje (y mira que eran 2 días mal contados) se nos enfermara y tuviésemos que volvernos.
  • Que hubiese enfermado y curado antes del viaje pero nosotros estuviésemos sufriendo las secuelas y o bien no fuésemos o bien no pudiésemos disfrutar completamente del viaje
  • Que a pesar de que de salud estuviésemos los 5 bien, ella se pusiese (cosa que habría sido lo más normal del mundo) a llorar, incómoda o sin querer estar en ningún sitio al estar fuera de su entorno…

Y al final… Sr. Cheíto y Cheibaby 1 – Mami 0. Me ganaron por goleada. A pesar del calor (40 grados y más), de dormir en un sitio distinto, de comer en una trona de viaje recién estrenada, de estar todo el día para arriba y para abajo sentada la mayor parte del tiempo en su carrito y combinando con mochila portabebés nuestra hija se portó como una verdadera campeona y no dejó ni una sola comida por hacer, ni un sueño por dormir ni nada por curiosear, como la caracteriza.

Por si os ayuda, os cuento:

  • Alojamiento: Apartamentos turísticos Costa Azul. Íbamos 4 adultos y 1 bebé y nos ofrecieron la posibilidad de alojarnos en 2 apartamentos: uno para nosotros 3 y otro para los abuelos. Situación céntrica, tienen párking que se paga aparte, el trato fue exquisito y las instalaciones muy muy bien cuidadas y no faltaba un detalle. Apartamentos con baño completo, cocina (frigorífico, para cocinar, lavadora, cafetera, menaje…), tabla de planchar, un sofá cama y una cama de matrimonio, mesa, sillas, tv…. Y para nosotros nos incluyeron el set infantil que consistió en una bañera para la bebé y una cuna. LO RECOMIENDO.
  • ¿Qué nos llevamos para la niña?
    • Ropa fresca, y en nuestro caso varias mudas para cada día porque Cheibaby es muy calurosa y temía que sudase mucho y no quería ponerle la ropa sucia así que salíamos con una ropita puesta y la otra la guardaba en una bolsa de zip en el bolso del carro.
    • Uno de los carros heredados de los primos, en este caso uno tipo bastón que se plegaba y cogía muy bien en el maletero del coche. Y una sombrilla.
    • La trona de viaje que compramos prácticamente días antes.
    • En el tema comida, nos llevamos tarritos de los comprados (Nestlé Naturnes Selección). Cheibaby come tanto de los caseros como de los comprados, pero para el viaje, el calor y el descongelarse y consiguientes problemas de conservación preferimos llevar de los comprados que tienen menos inconvenientes y ella perfecto. También confiamos en Iogolino para las meriendas por la misma razón, no necesitan frío y no iban a sufrir el romperse la cadena de frío. Y bueno, leche artificial para su biberón matutino y agua, mucha agua. Cuchara de silicona, y su vasito de aprendizaje. Ahhh!!! Y como no podía ser de otra manera, aquí la señora Mamá olvidó el biberón. Pero hasta en eso nos sorprendió la niña, porque decidimos (con poca fe, porque en casa no había querido antes) arriesgarnos a intentar dárselo en el vasito de aprendizaje (antes de gastar 8€ en el biberón que más barato vimos para no saber si le gustaría) Y SE LO TOMÓ!!! Aquí una madre orgullosa y babeante 😀
  • De comida ni hablamos, bien conocido es que en Granada lo que se estila es el tapeo y ya lo dice el refrán, allí donde fueres haz lo que vieres 😉
  • Visitas:
    • Alhambra completa: si vais con carros de bebé, a los Palacios Nazaríes no se puede entrar con él pero tienen un servicio de consigna donde dejas el carro guardado y te dan gratis una mochila portabebés ergonómica con la que puedes pasar todo el tiempo de la visita.
    • Capilla Real. Preciosa e interesante, pero me pareció poco accesible para el carro ya que dentro había unas escaleras que no encontramos otra manera de pasarlas que cogiendo el carro a pulso.
    • Catedral: espectacular.
    • Parque de las Ciencias: recomendable si viajáis con niños porque es muy interactivo y lo pasarán pipa.
    • Tren turístico: NO vayáis con el carro porque tendréis que plegarlo y es muy incómodo hacer el recorrido con el carro como un pasajero más.

¿Por qué elegimos Granada? Porque la conocíamos. Ya habíamos estado en 2010 en pareja y nos encantó. Porque los abuelos maternos querían visitarla y quisimos hacer el viaje juntos, para hacerles un poco de guía (dentro de lo que nosotros conocíamos). Porque está relativamente cerca de casa y era una buena opción para un primer viaje, por si las moscas hubiese que haber vuelto.

Y aquí os dejo algunas fotos, nosotros estamos encantados y repetiremos una tercera vez en el futuro.

IMG_6023IMG_5943IMG_5957IMG_6138