Hija mía, el verano se acaba.

Nuestro primer verano juntas, como mamá y bebé, como compañeras de juegos…
El primer verano del resto de nuestras vidas se acaba…

No será la foto perfecta, pero resume el sentimiento de no ser nunca más un cuerpo tirado en la arena tomando el sol… ahora tengo una pequeña prolongación, la más bonita que me ha dado la vida y me encantan estos momentos donde aún con el calor y todo, quiere mi regazo para contemplar la vida mientras descansa y coge fuerzas para vivirla y saborearla por ella misma 👶😍


Si queréis saber cómo fueron nuestras primeras vacaciones, os lo cuento aquí