LEER, PINTARME LAS UÑAS, IR AL CINE Y VIAJAR.
.
A eso dedicaba mi valioso y numeroso tiempo libre en mi juventud y soltería. En ese orden y los 2 últimos sólo cuando pude empezar a pagarmelo por mi misma.
.
Nunca fui de grandes grupos de amigos ni de salir a darlo todo finde tras finde (y lo digo sin pena, simplemente no iba conmigo 🤷🏻‍♀️) Así que desde bien pequeña me aficioné a la lectura… Leía todo lo que había por casa, lo que podía conseguir en bibliotecas cuando iba y lo que pedía para reyes. Y es algo que echaba mucho de menos desde que nació la niña. Porque meterme en una historia es una manera de liberar la mente del “no llego a todo” del día a día…
.
Os hablo un poco a grosso modo de lo último que he leído:

  • En papel: Demonios de Marte de @hjpilgrim Fue un gran reto porque ha sido el primer libro “gordo” que leía después de la niña. Llegó a mí por casualidad y me enganché. ¿Qué pasaría si de repente un día ves que todo el mundo a tu alrededor se han convertido en una mezcla de zombies psicópatas que matan todo lo que se mueve y tú sigues siendo humano? Lo terminé en agosto, como 4 meses tardé pero me volvió a dar el gusanillo de la lectura.

reviewmarsdemons

  • Hace unos meses me acordé que tenía pendiente leer unos libros de Eduardo Mendoza hace años y me los descargué. Hace años que leí “La aventura del tocador de señoras” y me pareció una mezcla entre detectives y comedia, a la vez que una crítica de la sociedad… Me cautivó. Luego me enteré de que “el detective anónimo” ya tenía otras aventuras y quise conseguirlos en papel… No pude y se me olvidó hasta el otro día. En “El misterio de la cripta embrujada” se da a conocer la historia y origen de este particular “investigador” a la vez que tratan de resolver el misterio y no sin dejar esa crítica ácida de la sociedad de entonces… Ayer mismo terminé de leer “El laberinto de las aceitunas” y sin embargo, me ha costado engancharme. El detective con su verborrea y su particular modo de contar los casos sigue haciendo de las suyas (o más bien en las que se ve involucrado) pero ha habido algo en la trama, quizás demasiados personajes o demasiado cruce o misterio que finalmente no se ha resuelto que me hizo no engancharme y además terminarlo con un sabor agridulce. Quiero releer La aventura del tocador de señoras y sé que hay al menos otra historia más que quiero conseguirla.
  • Entre uno y otro también he compaginado “Los 4 grandes” de Agatha Christie y su Hércules Poirot. Como habéis podido comprobar, me encantan los detectives y no es el primero que leo de Poirot. Esta vez, sin embargo, me resultaba tedioso y no podía seguir bien la trama, me perdía en los detalles… No me ha llegado a enganchar este libro tampoco.

De estas 2 últimas, deduzco que puede que o sea problema mío de que ya tengo “viciado” el género o simplemente no eran libros para la ocasión y es que claro, sacar ratitos para leer sigue estando complicado y la mayoría de los días leo con la niña encima o mientras se duerme, paro para leer con ella (ella se tumba con un cuento al lado mía y hace que lee) o simplemente me apetece leer pero estoy en el salón con la tv de fondo y no me concentro del todo…

¿Alguna más en la sala que haya recuperado el hábito recientemente?

¿Alguien más con el mismo “problema” de no engancharse a la lectura? ¿Algún consejo?

¿Conocéis o habéis leído alguno de los libros? ¿Qué os parecieron?